jueves, enero 18, 2007

Meme de un memo mío

Tomo el testigo de un vecino y hago un meme. La introducción se la plagio la reutilizo, porque para qué hacer algo que otro ha hecho bien antes que tú:

La mecánica es la siguiente, yo me como la verguenza y os cuento 5 cosas que (probablemente) no sabéis sobre mí, y le paso el testigo a un puñao de blogs con los que tengo relación personal además de admiración y lectura fiel... Al toro ....

1. En la época de colegio/instituto escribía cosillas, con algo de éxito local (que por aquél entonces se reducía a concursos escolares). En COU, en la Semana de las Letras, representábamos una obra de teatro. Como la elección de la obra a todo el mundo se la pelaba no llegaba a ningún consenso, me ofrecí a hacer una yo, de forma que podría tener algo que le gustase a todo el mundo y además fuese hecha por nosotros. Invertí gran parte de mis vacaciones de Navidad devanándome los sesos con eso en vez de en estudiar Física (que luego suspendí), y dí a luz una obrita satírica en la que un loco tiraba por tierra los grandes estereotipos que nos rodeaban por aquellas épocas: religión, política de derechas, y alguna otra cosa. No digo que la obra fuese buena, pero a mis compañeros les gustaba. Sin embargo, el Departamento de Lengua me la censuró. Fui a ver al director muy enfadado a decirle que si era mala me lo podía decir directamente, y con cara de pena me respondió que "no es por eso, sino porque aquí no podemos representar algo así". Con el rabo entre las piernas, me dí por vencido y escribí un relato corto para el concurso de prosa. Un auténtico pestiño, un coñazo intragable. Sorprendentemente lo eligieron como ganador, y me tocó leerlo delante de todos, aburriendo al que me escuchase, si hubo alguno, mientras el resto del teatro hacía cualquier otra cosa. Siempre me atormentará el no haber dicho en ese momento que era una compensación por la censura, en lugar de decirlo en privado después.

2. Mi primer ordenador fue un Amstrad 8086, uno de los primeros PCs que pisaron la península, con 640KB y pantalla VGA (¡wow!). Ni siquiera tenía disco duro. Venía con un Windows 1.0 (sí, habeis leído bien) que una vez conseguí arrancar tras una hora intercambiando sus 5 disquetes. Una pena que por aquél entonces no sabía que se podía programar con él (ni qué era la programación).

3. Mi película favorita es Moulin Rouge!. Es la única que he ido a ver dos veces al cine, y en total no creo que menos de 6 o 7 veces. Me sentí indignado cuando no dieron el Oscar a Nicole Kidman porque era el año del black power (con todos mis respetos, ese año fue más de revindicación no-racista de la academia). Oscar que le dieron, como siempre, compensando, al año siguiente, cuando todas las apuestas apuntaban a Julianne Moore.

4. Vuelta al colegio, con dos amigos (con uno de los cuales me he vuelto a encontrar en mi vida profesional, y sigue siendo la impecable persona que siempre fue) hicimos un tecno-villancico para el concurso de navidad. Uno hizo la música (había ganado concursos de trackers (música) de la PCManía con una tarjeta de sonido casera que él mismo se construyó en una caja de galletas). El otro y yo hicimos una mezcla de animación en 3D de un extraterrestre y diapositivas. El teatro se caía cuando acabamos :D. Huelga decir también que nos descalificaron por competencia desleal (tenían que ganar los niñitos, ya que al parecer les hacía más ilu).

5. A veces sueño que puedo volar, especialmente cuando me encuentro bien, y me gusta mucho. Es una sensación impresionante. Los sueños, sueños son, pero a menudo me duermo pensando en si esa noche podré hacerlo o no. Una vez le conté esto a una persona y se rió, y me pareció profundamente cruel.