lunes, agosto 25, 2008

Amor y Muerte


Madurez / Madurity, originalmente cargada por Vodoo (aka Næ¢ħø).

A alguien le escuché hace tiempo que sólo hay dos temas: el amor y la muerte. Todas las canciones, todas las historias, las creaciones... todo en nuestra vida gira en torno a estos dos conceptos.
Ahora mismo los titulares de la sección internacional de El Mundo, apenas tres líneas en la portada, son "Se estrella un avión con 100 pasajeros en Bishkek", "Al menos ocho heridos en una avalancha en Los..." y "Un atentado deja 25 muertos en Bagdad". Tres líneas, ciento treinta y tres personas que han dejado de existir.
La descripción de esta foto la completé hace casi dos años con una frase con dos lecturas, totalmente abierta a la elección del lector: "Llega(rá) un momento en que la muerte se siente próxima". ¿Qué se sentirá en ese momento? Yo lo que siento al pensar en ello es un terrible vacío. Un vértigo que casi me marea, que me obliga a apretar lo que esté agarrando, a abrazar a la persona querida... Nauseas... A menudo este pensamiento me sobreviene en las últimas horas de la noche, y no puedo evitar ese reflejo retráctil, a veces incluso acompañado de un breve quejido. Me cierro sobre mí mismo y alejo el pensamiento en silencio. No se puede hacer otra cosa.
Hay gente que se preocupa del sufrimiento del último momento. ¿Lo habrá sentido? ¿Ha agonizado, o ha sido repentino? ¿Tuvo el difunto control sobre ese momento? Yo estoy con House. No hay nada digno en la muerte. La muerte llega y se acabó, no hay nada más.
Sólo nos queda agarrarnos al amor.