viernes, diciembre 31, 2010

Cerrando el 2010 y abriendo el 2011

Tras un objetivo repaso al 2010, llega la hora de mirar para atrás sin andador, y hacia delante sin miedo.

Mirando hacia atrás podría decir que ha sido un año sobre raíles. Siempre ajetreado, siempre de un lado para otro, a veces en línea recta y a veces una montaña rusa. Tantas tareas (990 según Remember The Milk), tantas citas en el calendario (difícil de contabilizar, pero verlo asusta)... He cumplido objetivos, pero llego con las energías bajo mínimos. He tenido que hacer una reducción de la cafeína que tomaba...

¿Qué me trajo este año (sin orden ni concierto)?

Havalina

  • El primer punto tiene que ir a una de las noticias más importantes de mi vida, sin duda. Marta y yo ya hemos cogido una casa, nos lo dan el año que viene, por septiembre. El momento de firmar y escoger los azulejos fue bastante emocionante :-).
  • La banda sonora de mi vida este año ha sido Imperfección. A primeros de año hice una crítica del disco de Havalina, y me ha acompañado a lo largo de estos doce meses. Si me conoces, conoces este disco, y sin hacerlo realmente no me conoces a mí.
  • Tareas, tareas, tareas. Casi mil completadas en RTM, y un calendario "repleto de puntos". Raro ha sido el día libre. Año intenso en el trabajo, y aún más en lo personal. No pisar por casa y cruzar el portal siempre con la luz de las farolas...
  • Conciertos, festivales, conciertos, festivales... Unos 50 conciertos como fotógrafo, uno por semana. Y a unos cuantos más fui sin cámara. Súmale a eso 4 festivales como fotógrafo, y a alguno que fui también "de vacaciones". Muchas horas delante de los altavoces...
  • Música... No sé si hay forma de saber cuántas canciones ha registrado last.fm. El contador va ahora por la 87272, ya veremos el año que viene a dónde llega. Spotify en el trabajo no deja de girar, por la calle constantemente me juego la vida con los cx300 a todo trapo, y en casa tres cuartos de lo mismo...
  • Fotos. 1842 publicaciones en Flickr.
  • El viaje de mi vida. Sin haber sido el vuelco espiritual que esperaba, Camboya y Tailandia sin duda me marcaron.
  • El final del año ha venido marcado por un aumento de mi sensación de tristeza. Nunca he sido la encarnación de la alegría, pero las últimas semanas, por mil motivos, me han llevado a llegar al 31 de diciembre con la mirada apagada.
  • He cobrado conciencia de mis grandes carencias y errores en el trabajo. No hay sentimiento de culpa, esto es un camino, un aprendizaje, pero tengo ante mí una pila de libros que debo ser capaz de interiorizar. Y, lo más importante, la mayor parte de ellos no son técnicos, sino humanos, y ese es mi gran reto.
  • Amigos. Comencé apenado por la ausencia de "los de siempre", pero en el fondo siempre han estado ahí, y a ellos se han sumado sin duda otros tantos con los que comparto cafés de máquina, secretos, cañas, dardos, conciertos... Gracias a todos, por tantas cosas...
  • ... y todos deseamos un milagro, con todas nuestras fuerzas.
  • Gané, por vez primera y por partida doble, concursos de fotografía. Nada ni de lejos importante, pero hace ilusión tener feedback positivo de perfectos desconocidos.
  • Me he implicado más en la agencia, echando un cable con carteles, promoción por Internet...
  • Mucho Magic. Compra de cartas interesantes y ganas de jugar torneos.
  • Por si Notedetengas no era suficiente trabajo, arrancamos Acordes Urbanos, un ilusionante proyecto, clon de la Blogotheque, con vídeos acústicos grabados principalmente en Valladolid.
  • Fui fotógrafo de la boda de mi "suegra de facto" :)
  • Ha proseguido la tradición de la QCCA Rural, esta vez incorporando novias. Apostaría a que seguirá cuando lleguen los carritos :). Sólo espero no llegar tan cansado para las próximas >_<.
  • Los gadgets del año han sido un necesario NAS, un switch gigabit (en camino) y el 70-200 2.8, un lujo.
  • Más amigos que se casaron, y más que anuncian...
  • He pinchado un par de veces en un bar, junto con Notedetengas. Entretenido.
¿Qué me depara/espero en el 2011?

Marta
  • Felicidad. Tan complicado como eso. Se tiene que acabar la sensación de montaña rusa, la sensación de constante carga con la que no puedo, la de no vivir, de angustia, de insatisfacción... Disfrutar de lo que tengo, y perseguir nuevas metas...
  • Salud, por favor...
  • No competir el año que viene por el "premio limón". Este año me lo podían haber dado, con toda razón, y no puede ser. Y, en el fondo, no deja de ser un reflejo del punto anterior...
  • Retomar formación informática, técnica y no tanto. Lo tenía un poco abandonado, ¡y hay tanto que aprender ahí fuera!
  • Realizar algún proyecto fotográfico. Es el momento de intentar ir un poco más allá, ser más ambicioso y más exigente.
  • Formarme fotográficamente más intensamente. Libros, Isozero... Menos blogs y más sustancia.
  • Reformar www.juanignaciosl.com, agrupar en él todos mis blogs y mi información.
  • Abrir un blog de viajes.
  • Escribir regularmente a los amigos a los que regularmente no veo.
  • ¡Ahorrar! En los últimos años he gastado cuanto he querido, y ha llegado el momento de gastar el freno. Bueno, miento, llevo años ahorrando, pero tampoco he dejado de gastar. Los próximos meses deben ser de algo de austeridad. Cambiar Franziskaner por Mahou, disfrutar más del calor del sofá, leer esos libros que he ido acumulando...
  • Visitar Eindhoven, París y Berlín, pero de barato ;-)
  • Acabar el año en una casa nueva, suficientemente amueblada como para no necesitar sillas de camping en en salón.
  • Que RTM sea sólo un recordatorio de tareas pendientes, y no una lista infinita de deseos y tareas que me gustaría hacer y no puedo. Vivir con menos estrés.
  • Mejorar a los dardos, a ver si la próxima liga podemos pelear por la UEFA...